DOCUMENTOS

Noticias

El Índice FINDEX 2018: Retomando un Debate
02 - Mayo 2018

El Índice FINDEX 2018: Retomando un Debate

Autor: FELABAN

Por tercera vez en la década actual, el Banco Mundial ha publicado su medida de inclusión financiera a nivel global. Este es un resultado de capital importancia para el mundo financiero, dado que es una base de datos a nivel mundial, con una sola metodología y una base conceptual única que permite mejores comparaciones por región por país entre otras variables.

Traspasando los inmensos debates y polémicas que existen sobre la medición de la inclusión financiera, así como su definición incluso desde el punto de vista teórico, los técnicos de Banco Mundial ofrecen una medida sobre el alcance de los servicios financieros en el mundo en un porcentaje de la población adulta.

Segpun la información disponible, a nivel mundial 3.800 millones de personas tienen una cuenta f´sicia o virtual. Esto representa el 69% de los adultos del mundo, y resulta ser 7 puntos superior al registrado en el año 2014. En los últimos 4 años, 515 millones de personas obtuvieron acceso a una cuenta ofrecida por entidades financieras profesionales.

Uno de los conceptos de mayor avance tiene que ver con el llamdo "dinero móvil". En el mismo se ver que más agentes económicos entran a este concepto que, gracias a los veloces avances de la tecnología de las comunicaciones y el internet, ha venido ganando fuerza entre consumidores y entidades financieras. Anivel global, en el año 2014 se tenía que el 2.1% de la población era beneficiaria de este tipo de acceso a los servicios financieros, mientras que en el 2018 se alcanza el 4.4%. África luce como la región de mayor crecimiento en ese sentido, al pasar de tener 11% de adultos con dinero móvil en 2014, a un registro del 20% en 2018. América Latina pasa del 1.7% de la población en 2014 al 5.3% en el año 2018.

A nivel de pagos digitales, se observa que en América Latina se presentó un avance de 8 puntos procentuales en los últimos 4 años, al alcanzar un registro del 45% de los adultos mayores de 15 años que realizan este tipo de transacciones. Esto se encuentra muy en linea con el aumento registrado, tanto a nivel de regiones del mundo como a nivel general.

Muy a pesar de los beneficios de la inclusión financiera en el campo del acceso al ahorro y la tenencia de crédito formales, en lo relacionado con las facilidades para la realización de las transacciones cotidianas existen aún unos 1.700 millones de adultos que no están en la corriente de la inclusión financiera. Si bien la tecnología sigue ofreciendo la promesa de superar los obstáculos de los costos, las distancias de los consumidores de los centros urbanos, aún persisten inconvenientes por superar.

De acuerdo con los resultdos de la encuesta FINDEX verisón 2018, el 60% de los adultos encuestados mencionó que no cuenta con dinero suficiente para poseer una cuenta. Este número resulta ser muy similar al regisrado hace 4 años y con ello se evidencia que la pobreza a nivel mundial es un factor estructural que sigue siendo un cuello de botella sobre el cual debe seguir trabajando la política económica. La generación de crecimiento económico es una de las variables que seguramente repercutirá positivamenten para avancar en este punto.

El 30% de los encuestados (un número también similar al registrado hace 4 años) afirma no necesitar una cuenta. Con ello se infiere que muy posiblemente este porcentaje de la población lleva a cabo su vida económica por medios no formales dentro de los que se cuenta el uso del efectivo. Esto para la política monetaria y para los mercados financieros modernos resulta ser costoso e inefectivo, razón por la cual el ofreciemiento de productos financieros acordes con las nuevas realidades se hace imperioso.

Los costos de los servicios financieros aparecen según la encuesta como una gran limitante para acceder a los mismos. De igual forma, la ausencia de documentación formal para presentar ante una entidad financiera se constituye como una limitante adicional.

En sintésis, puede mencionarse que la publicación de los resultados más recientes de al encuesta FINDEX es loable, pues se constituye como una valiosa herramienta para tomarle el pulso a la inclusión financiera en el mundo. El análisis de lo que allí se consigna se convierte en una ventana de observación para bancos, gobiernos, autoridades de supervisión, bancos centrales y estudiosos de la inclusión financiera. Temas de naturaleza estructural, como temas de carácter coyuntural confluyen en una delicada ecuación que todos quieren conjugar y resolver. Sin embargo, las soluciones lejos de ser simples, requiren de amplios consensos, trabajos de investigación y objetivos muy claros. Bienvenido el dabate constructivo, que contribuya al bienestar económico.


Noticias Relacionadas

Ver todas las Noticias